VISITA ESTE ESPACIO Y DESCUBRE EUROPA Y SU CONSEJO

VISITA ESTE ESPACIO Y DESCUBRE EUROPA Y SU CONSEJO
Esta fue la imagen del año de inicio ¿buscamos la del 2016? POSA EL RATÓN EN LA IMAGEN y ¡adelante!

sábado, 24 de septiembre de 2016

Una sopladera, dos sopladeras, tres sopladeras … Autorretrato lingüístico de Juan

En breve se celebra el “Día Europeo de las Lenguas”, para ser exactos el lunes 26 de septiembre de 2016. Hace unos instantes una querida compañera, @londones, de estas andaduras digitales que en ocasiones realizo por la red de “la internet”, me pide un “Autorretrato Lingüístico” para incluirlo en el blog del Día Europeo de las Lenguas, por supuesto no me puede negar y puse manos a la obra, le di a la tecla del  “on” de la batidora mental. ¿qué es eso del autorretrato lingüístico? me pregunté después de comprometerme con la compañera a participar en su propuesta. Me pongo a buscar información para ver como enfocar, no tenía ni idea, mi autorretrato lingüístico y encuentro LA DESCRIPCIÓN SUBJETIVA: EL AUTORRETRATO LITERARIO que leo con avidez, empieza a gustarme y además aprendiendo motivado sobre algo que no hubiese tocado ni en mi vida personal ni profesional, lo mío son las actividades deportivas, mi escenario profesional es principalmente el patio del colegio, soy docente de primaria dedicado a la Educación Física, otra de mis grandes aficiones son los libros, saber de ellos, leer, cuidarlos y mimarlos, también me lo paso de fábula en su compañía. y de mayor me gustaría ser escritor, lo tengo difícil, pero soñar es gratis y solo uno es el que puede poner límites a sus propios sueños. 

Uno de mis libros fundamentales en mi modesta biblioteca es el diccionario de la RAE, no por su valor  prescriptivo, sino por su capacidad orientativa, y allí que me voy a ver que me cuenta del autorretrato   

  

y de la lingüística.


Sigo aún con dudas, pero después de conocer esta información empiezo a tener medio claro que es lo que voy a relatar, 

Mi vida ha transcurrido en las Islas Canarias, en unas con más intensidad que en otras, nacido y criado en Gran Canaria, parte de mi infancia transcurre en Lanzarote y en La Graciosa de donde son mis abuelos, en Tenerife tengo a mis sobrinos y a muy buenos amigos y amigas, también he recorrido Fuerteventura, La Palma, La Gomera y El Hierro,  disfrutando de sus gentes, paisajes, veredas, calles, gastronomía, música, riscos, playas … Siempre me ha gustado mi tierra, como a cualquiera, por supuesto, donde la vida no me ha tratado nada mal, pero no me creo lo de las islas afortunadas, aquí no me voy a extender en la explicación de por qué estas islas no son tan afortunadas, quizás en otra ocasión; estamos de celebración, tenemos a la vuelta de la semana el Día Europeo de las Lenguas. 

De todos es conocido la forma particular que tenemos los canarios de hablar, aunque cada vez somos menos los que usamos el Español de Canarias ya que llevamos una larga y poderosa influencia (colonización) por la modalidad castellana, que se nos ha presentado como modelo de lengua única de la Administración Central, en los medios de comunicación e incluso en una gran cantidad de centros educativos, ya que no es habitual que los famosos libros de textos, aún sigue siendo masiva su utilización en las aulas, estén adecuados a las particularidades del habla canario. Me viene a la memoria la palabra “sopladera” que  en la actualidad se usa residualmente en la comunicación entre las gentes de Canarias. ¿Por qué se pierden palabras? ¿Por qué se dejan de usar?


FullSizeRender.jpg

He crecido abrigado por esta forma tan particular que tenemos de expresarnos los que vivimos por estos lares, Un hablar que para la mayoría de los foráneos siempre les ha resultado agradable y melódico. Creo que en una novela de Gabriel García Márquez, Del amor y otros demonios, describe a uno de sus personajes, el padre Tomás de Aquino como que era fino de gustos y maneras con la dicción dulce de los canarios.

A lo largo de mi vida he podido viajar a diferentes lugares, estuve en Cuba donde la comunicación no fue un problema, todo era muy parecido a Canarias, salvando las distancia por supuesto, recordé algunas de las palabras que utilizamos aquí como “guagua” que según alguna teoría fue importada de la isla Caribeña, de otras regiones de este continente nos llegaron papa, guanajo, fotingo, papaya, tunera, pibe, entre otras.

He recorrido algunas zonas de la Península, de donde también nos han llegado algunas voces introducidas  por andaluces (embelesar, bocinegro, chocho …) catalanes (seba, tonina, bufo …) vascos (asqui) hasta del castellano antiguo (bezo, falcón …)

Los portugueses son los que más palabras de todas las categorías gramaticales han proporcionado al Español de Canarias: millo, bosta, carbullón, margullar, burgao, fonil, gaveta, fechillo, viñátigo, acebiño, faya, latado, engodo, jeitoso, leito, magua, locero, conduto, mojo y alguna otra que se me escapa. 

He dado algún que otro viaje por el resto de Europa, de donde también nos han llegado palabras de algunos de sus países, tenemos de procedencia inglesa: queque, quinegua, naife, pulover, el famoso flis, los tenis. De los francese se ha conservado algunas palabras de la época de los conquistadores normandos: malpaís, cardón, guata, creyón ...

Muchos de mis parientes siempre han estado relacionados con la mar, ya que su profesión es la de marinero, aunque en los tiempos actuales cada vez menos se dedican a ella, la mayoría han tenido que adaptarse a los nuevos tiempos después de la imposibilidad de pescar en el banco pesquero canario-sahariano, por la anexión unilateral de Marruecos. También he visitado a nuestros vecinos del África Occidental, del contacto con ellos nos han llegado vocablos como majalulo, guayete, jaique, aulaga, almácigo, tarahal, palabras relacionadas con el mundo de los dromedarios, la familia, las pesca, la vegetación ...

Y como no hacer referencia a los Canarismos que vienen de los aborígenes que poblaron estos lugares y que te hacen viajar en el tiempo; es lo que he sentido siempre que me desplazo entre las islas de archipiélago Canario, otro tipo de viaje, donde los sentidos es lo que predomina. Son palabras de origen bereber que han permanecido: perenquén, guirre, chuchango, sarantontón, folelé, tabaibas, tafor, baifo, guanil, jaira, gambuesa, gofio, tagoror, mencey … Existen palabras que son diferentes entre alguna de las islas, recuerdo en este momento que a las palomitas de maíz, esas que sueles comprar cuando vas al cine, en Tenerife las llaman “cotufas” y por Gran Canaria “roscas”, la diversidad enriquece.

En algunos de estos recorridos he echado de menos el no ser políglota, gracias a los compañeros de viaje pude solventar alguna situación de comunicación complicada. A la vuelta y todo los principios de años hacía el propósito de enmienda para aprender inglés, pero tengo que reconocer que al poco tiempo abandonaba, desistía de aprender otra lengua y me apañaba con el Español de Canarias, para bien o para mal. 

Y sin darme cuenta utilizo palabras en mi hablar diario de varios países, les puedo prometer que es sin querer y que me acabo de dar cuenta que se varias palabras de diferentes idiomas. Al final todos sabemos muchas cosas que no nos damos cuenta que sabemos.

Con la llegada de las tecnología de la información y con su apoyo podría traducir documentos, textos, mensajes y correos electrónicos que mejoran, tanto mi formación como mi red social. Pasaban los años y más me comprometía con esta particular situación de comunicación, permitiéndome acceder a personas que de otra forma no habría podido mantener un intercambio de información. En los tiempos que corren, las tecnologías, nos hace la vida un poco más cómoda y facilita la conversación, como inmigrante digital siempre he tenido que esforzarme por saber utilizarlas, haciéndome la vida algo más agradable, procesadores de texto, correctores ortográficos, buscadores de información, y un sin fin de herramientas. En ocasiones me pregunto qué pasaría si se produjera un apagón eléctrico, y todos esto aparatos dejaran de funcionar, yo lo tengo claro utilizaría el lápiz y papel, desempolvaría la caligrafía de toda la vida, seguiría escribiendo y comunicando. 

Cuidar las formas a la hora de expresarse, es importante, pero soy de la opinión de que lo que se quiere comunicar es igual de importante, entre ambas debe existir un equilibrio, consiguiendo con ello que las Lenguas, todas, favorezcan las formas de comunicación, a las palabras no hay que tenerles miedo al usarlas. Las conversaciones entre grupos humanos debe ser el elemento articulador de las sociedades sanas y prósperas. Las lenguas vivas deben ser inestables y dinámicas, por ello lo que consideramos correcto en el pasado puede ser incorrecto en el presente, y viceversa.

Mi momento actual es la de estar enredado en la red, en la que he encontrado entre otras cosas, elementos y situaciones que ha favorecido las comunicaciones y las conversaciones con todos y con todas.

Lo narrado ha surgido de un poquito de aquí, de alguna lectura de allá, de ojear mis queridos libros, de algún fugaz pensamiento captado en un momento de lucidez y de la colaboración de aquellos que comparten para seguir creciendo y mejorando,

Ya solo me queda volverles a recordarles que el 26 de septiembre celebramos EL DÍA EUROPEO DE LAS LENGUAS. 

Desearles a todas y todos un Feliz Día.



@juambedo

4 comentarios: